El crítico inglés Colin Rowe y su Urban Design Studio (1963-1967) veían a la ciudad del siglo XX como una triste combinación entre la ciudad tradicional y los edificios modernos. Querían reconciliarlos sin volver al pasado artificial, ni tampoco permitir que un sistema brutal destruyera el urbanismo tradicional, para esto propusieron el contextualismo que buscaba un punto intermedio. El término contextualismo, propuesto por los alumnos Stuart Cohen y Steven Hurt, fue tomado del movimiento literario New Criticism, pero usado en el sentido opuesto.

Para los integrantes del Urban Design Studio, el contextualismo era una serie de estrategias que permitían evaluar un entorno para saber cómo intervenirlo. No les interesaba repetir el contexto, sino registrarlo y usarlo como parte de sus estrategias de diseño. Así lograban un balance entre análisis y diseño, el método adquiría un papel más importante que el resultado.

Los intereses del estudio se enfocaban en las propiedades formales de los edificios, su relación con su posición y el espacio que los rodea. Le daban mucha importancia al contexto físico y al espacio libre. Para ellos tanto los llenos, como los vacíos eran configuradores urbanos, y para estudiar e intervenir estas configuraciones utilizaban los planos figura-fondo (basados en la Gestalt).

Otra de sus propuestas para la ciudad era el ‘differentiated building’, éste juntaba circunstancias ideales y reales con la meta de unir el cambio y las condiciones existentes. Su visión de historia y ciudades se concentraba en ideales, pero al mismo tiempo en deformaciones y distorsiones. Formas ideales aplicadas a contextos específicos

La primera publicación que propagó las estrategias del Urban Design Studio fue un artículo escrito por un estudiante, Thomas Schumacher en Casabella, Contextualism: Urban Ideals + Deformations. Más tarde, en 1978, Rowe publicó Collage City, basado también en estos cuestionamientos, pero ya con un enfoque evolucionado. Cuestionaba lo rígido del urbanismo y hablaba de cómo el collage podía rescatar la heterogeneidad cultural y urbana al combinar fragmentos independientes.

El contextialismo de Rowe y su estudio se volvió una referencia base en la arquitectura de la segunda mitad del siglo XX, pero su origen como estrategias de diseño se transformó convirtiéndose en un estilo sin nuevas reflexiones. Años más tarde Schumacher comentó al respect: “After the so called Postmodern revolution the term ‘contextualism’ began to attach itself to stylistic manifestations – as do most co-opted ideas in architecture. It referred to red brick buildings built in red brick neighbourhoods and gingerbread matching gingerbread”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s