Measuring the Universe (México, 2011)

La doble experiencia de la pieza de Roman Ondák me parece muy interesante. Por una parte se vive el espacio vacío de muros blancos atravesados por una línea negra compuesta por pequeñas partículas, lo que permite experimentar unidad, simpleza, dirección, linealidad y abstracción; uno se vuelve parte de este espacio. Por otra parte, al acercarse a los muro e identificar los componentes de la franja, la experiencia cambia, uno empieza a comprender, a interpretar e imaginar, hasta que finalmente uno se funde en la pieza: te miden e insertan tu nombre y la fecha a esa altura.

El visitante se vuelve parte de la pieza, primero al entrar al espacio, luego a la pared, a la línea, al mapa. Así que Measuring the Universe es divertida porque permite participar y quedar como parte de ella, pero también es profunda en su abstracción. El mapeo es muy particular y habla de una realidad específica y compleja. Además, pensar en los distintos resultados del performance alrededor del mundo es emocionante.

 

 

MoMA | Performance 4: Roman Ondák.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s