Libro de arquitectura (1745)

Germain Boffrand, arquitecto francés del siglo XVIII, decía que la forma de un edificio depende de mucho más que de su propio carácter. Planteó, en su Libro de arquitectura, una serie de principios para una arquitectura basada en la razón que rechazaba los excesos de la decoración y del rigor académico, principios en contra de las reglas absolutas.

La forma y la decoración de un edificio, según sus planteamientos, debían ser convenientes y comunicar claramente sus cualidades. Es por esto que le preocupaban la moda y lo novedoso en la arquitectura, ya que podían ser formas inadecuadas para un edificio e ir en contra de la arquitectura inspirada en la naturaleza.

Para Boffrand, el arquitecto debía tomar en cuenta al cliente y sus deseos con la meta de crear arquitectura que respondiera a necesidades concretas, y no soluciones estereotipadas. De esta forma, la combinación entre el uso y el cliente daba el carácter propio al edificio. Además, los arquitectos no sólo debían preocuparse por los órdenes, sino por el decoro, la comodidad, la seguridad, la higiene y el sentido común. También le parecía importante tomar en cuenta las tradiciones nacionales y  factores como el clima y los materiales.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s